Entradas con la etiqueta ‘reflexiones’

Página 1 de 3123

Vicente

Viernes, 11 de septiembre de 2015

Un día, agotado de ir a contra corriente, intenté descubrir por qué todo el mundo iba siempre hacia el otro lado. Así que, pregunté al último de ellos. Me respondió que iba hacia allí porque todo el mundo iba hacia allí. ¿A dónde iba a ir si no? Caminé entre todo el mundo preguntándoles lo mismo, pero la respuestas fueron muy similares. Quizás los primeros sabrían darme algún dato más. Cuando alcancé a los primeros, me alegré de que al menos sabían algo más. Me respondieron que iban hacia allí, simplemente, porque un señor muy bien vestido y muy amable les había pagado para que fueran hacia allí.

Fui a hablar con dicho señor, y me dijo que otro señor se lo había ordenado. Pero cuando cuando fui a hablar con ese otro señor, no quiso atenderme, ni hablar conmigo ni darme explicaciones de ningún tipo. Así que todavía sigo sin saber por qué iban todos hacia el mismo lado.

Entonces, volvió el señor amable y me dijo que si quería, a mi también podría pagarme por ir hacia ese lado. Así que, tras haber comprobado que incluso mis amigos iban todos hacia ese lado, me dije, y por qué no. Y yo mismo anduve hacia ese lado.

Muchos años después alguien me preguntó que por qué caminaba hacia ese lado y la verdad, no supe qué decirle.

Tercera entrega de poesía frágil

Viernes, 2 de marzo de 2012

Esta vez, nuestro egregio y afectivo Gorospe da paso a su lado más oscuro, a su más perturbador mr. Hyde; tras el cuál, viene a deleitarnos con esta leve copla…

Santo, santo, santo,
santo es el señor,
santos sus designios,
pero yo me cago en dios.

Y así les dejamos por hoy, aplaudiendo emocionalmente tras dejarse cautivar por tan inefable rima, y con ganas de una nueva ocasión para conocer las entrañas de nuestro siempre cercano Romualdo Gorospe. Muchas gracias a todos.

Segunda entrega de Poesía frágil

Miércoles, 7 de diciembre de 2011

Continuamos en el Rincón de Poesía Frágil del conspicuo Romualdo Gorospe.Esta vez nos acerca una poesía diáfana sobre la vida marital, cuando el paso de los años juntos -siempre a punto de degradar su cohesión-, la van cimentando de inusitada fortaleza, haciendo de la rutina, vitamina para el futuro. Y así, sin más dilación, deslizamos este nuevo fragmento de delicadeza que nos brinda nuestro siempre cálido, Romualdo Gorospe:

Ese moco seco,
esa uña rota,
ese pedo quedo,
esa puta loca.

Breve ensayo sobre la Vida y la Muerte

Sábado, 12 de noviembre de 2011

Aclaración: Está reflexión nace de lo monstruosa que es la Muerte -con el cáncer como macabro paradigma de la misma- (y no tendría por qué ser así… ¿O sí?). Veámoslo:

Viendo lo violento que es morir -fuere como fuere la forma de morir-, queda claro que la Muerte es tan importante como la Vida. Aún así, yo quisiera ir más allá, afirmando que este binomio Vida-Muerte es innatural. Porque si fuera algo natural, habría una conciliación del Cuerpo con la Muerte, sobre todo llegada la hora. Y nada más lejos.

La maravilla de las células (amén de otras manifestaciones de Vida).

El Cuerpo está preparado para las cosas naturales. Nadie puede discutir eso. El cuerpo necesita comer y por consiguiente está preparado para comer. Necesita evacuar y está preparado para evacuar -entiéndase defecar-. Necesita reproducirse y está preparado para la reproducción. Etcétera. Mayor o menor acertadamente. Pero más cierto aún que el comer, el evacuar o la reproducción -etcétera- es la Muerte, y sin embargo, el Cuerpo no tiene ningún tipo de preparación para la misma.

Pese al bagaje que da millones de años de evolución, el cuerpo no se concilia con la idea de Muerte. Y más aún teniendo en cuenta las promesas electorales de las religiones, sobre otra supuesta Vida -mejor- después de la Muerte. Toda una compleja industria que de ninguna manera parece tener en cuenta el Cuerpo, las formas de vida; porque, aún ante la muerte inminente de cualquier organismo vivo -y más el homínido- cada célula, lejos de prepararse para el trámite -natural e inevitable al fin y al cabo- lucha desesperadamente por evitarlo hasta el final. Pues sépase que las células luchan con todas sus fuerzas hasta el último momento contra la Muerte -incluso continúan la lucha una vez que nuestro cerebro muere-; luchan por consiguiente contra lo que se supone que tendría que ser la Llamada de Dios. E incluso la gran mayoría de las personas -incluidos los religiosos-reniegan de la Muerte y sufren por esta hasta el final -en mayor o menos medida-. No quieren morir. ¿Acaso mente y cuerpo rehuyen intrínsecamente la Llamada de Dios?¿Por qué si debería ser algo maravilloso -el encuentro con Dios, quiero decir-? (según las religiones, claro). Y digo intrínsecamente, porque para que la mente se reconcilie con la idea de Muerte se precisa de un oneroso -o brillante- ejercicio de mentalización y autosacrificio…

De como El Paraíso te da la Bienvenida a un Mundo mucho mejor.

Dicha conciliación (si el binomio Vida-Muerte fuera natural -o el trinomio Vida-Muerte-Vida según las religiones y otras supercherías) tendría que tener por necesidad algo de reflexión -en plan: creo que está cerca el momento- y algo de reacción -química-, donde el cuerpo debería empezar a prepararse para la Muerte: bajar el nivel de actividad y motivación -neurotransmisores- y aumentar el de opiáceos -creando un estado de paz, necesario sobre todo para un eventual encuentro con Dios-. O yo qué sé. De tal manera que la Muerte fuera casi placentera, como lo es el buen cagar, el buen comer y el buen follar. Qué menos para una catarsis taaaan importante. Taaaan intrínseca a la Vida.

Desde luego, no voy a entrar en la instrumentalización que de la Muerte y de la otra -supuesta- Vida han hecho las religiones, luchando -a hierro y fuego- por el monopolio de la gestión de nichos en el Cielo (que por otra parte es negocio redondo, pues muy difícil lo tienen para vérselas y deseárselas con reclamaciones, ya que bien es sabido que del otro Lado nadie ha regresado. Y no hay opción de que nos devuelvan el dinero).

Simplemente dejar ahí mi pregunta: ¿por qué el Cuerpo no se reconcilia -aunque sea mínimamente- con la Muerte, aunque la mente, en algunos casos sí lo consiga hacer?¿Quién se cree el Cuerpo para resistirse hasta el final a la Llamada de Dios ^^?¿No es sospechoso? (pues sépase que el Cuerpo, lo más que hace ante la Muerte es degenerar, lo cuál es más violento y frustrante que conciliador)…

PD: (reflexión final) quizás me haga religioso cuando las diferentes religiones presenten Hojas de Reclamaciones… ;)

¿Podría realmente el pueblo quitar el poder a los bancos?

Lunes, 13 de junio de 2011

Prólogo.

Cosas que no sabemos -por vagancia intelectual o falta de tiempo- y que los atrapados por el sistema -trabajo, hipoteca e hijos- nunca sabrán. Si por lo que sea, aún no estás atrapado por el sistema, ¡infórmate! Y sino, también ^^. Aquí va un desordenado resumencillo cuya única idea es la de iluminar la vela de la curiosidad -y de la indignación ^^- en los lectores que se acerquen a este, mi humilde rincón.

Yo no soy tonto... pero sí inculto y manipulable

Yo no soy tonto… pero sí inculto y manipulable.

Endeudamiento y pacto del euro.

Si te endeudas más de lo que puedes -la gente normal sobre todo con hipotecas- acabas perdiendo la casa; si te endeudas más de lo que puedes -a nivel empresarial- perderías la empresa (aunque en este caso lo tienen mejor, pues siempre pueden hacer un ERE o una suspensión de pagos y salir medianamente airosos); pero si se endeudan demasiado -como de hecho hacen, y acaban de hacer- las grandes entidades financieras, encima hay que ayudarlas. Y con dinero público. Y todo esto no es un discurso revolucionario, es lo que pasa y seguirá pasando día a día.

El caso es que sobreviva el modelo… que ellos han establecido e irrigado tan sutilmente, por supuesto… Porque lo queramos o no, la unión europea -como todo- es una unión sobre todo financiera. Y ¿para dónde barre lo financiero? pues para ellos mismos, y de forma extremadamente atroz y sutil. Es decir, que en el pacto del euro se pedirá sobre todo a la clase media y baja -las putas del capitalismo-, también, aunque menos, a empresas y empresarios, y NO se pedirá NADA absolutamente a las entidades financieras, últimas responsables del mal que nos acontece. Para más Inri. Cosa lógica, pues son las que mandan y ordenan (No olvidemos que los políticos son sólo las putitas de las entidades financieras… o ¿alguien lo duda a estas alturas?).

Los políticos: las putitas de los bancos

Los políticos: las putitas de los bancos. Imagen tomada de una de las casetas de Plaza Catalunya en #acampadabcn ^^

El ‘secreto’ será subir los impuestos directos -los que pagamos igual ricos y pobres, cómo no- y reducir prestaciones sociales, ¡más aún! ¡Menudos genios! Así, además se te obligará a trabajar en lo que sea y como sea -que es una de las esencias de un sistema financiero voraz como el que tenemos-, que no tengas escapatoria de ninguna manera. ¿Los grandes sacrificados? La sanidad y la educación. A privatizar todo, y que gane más los intereses privados. Y que los políticos vayan pasando del ámbito público -adquiriendo experiencia con su cagadas e información de primera mano- al sector privado -donde pongan en torticera práctica todos esos conocimientos-. Además así, los ricos arraigaran entre su prole la salud y la educación, bases fundamentales de nuestro futuro. Bueno, bases de todo.

Y nuestro modelo económico, basado en el crecimiento financiero -ganar, ganar y ganar dinero por el dinero-, seguirá con su voracidad exponencial, alimentando injusticias, pues en nuestro mundo finito como el nuestro no puede haber un crecimiento infinito -que es en lo que se basa-, y por eso seguirán existiendo burbujas que acaben por hacernos petar, sacrificando a la clase media y a los pobres y, eso sí, un par o tres de cabezas de muy ricos que habían empezado a molestar a otros muy ricos. Un crecimiento a costa de enriquecer obscenamente a los grandes gerifaltes y decrecimiento a costa del pueblo llano: esa es la dinámica del sistema financiero voraz que tenemos. Pues ¿quién ha sido el gran ganador de la crisis? curiosamente los mismos que la crearon: los bancos. Y eso que sólo vemos la punta del iceberg, sino nos cagaríamos patas pa´bajo.

Epílogo.

Pero entonces, ¿realmente podríamos hacer algo nosotros contra esto? ¿Revelarnos masiva y organizadamente contra el poder financiero, más allá de ideologías -derechas, izquierdas o centros-, que no hacen otra cosa que diezmarnos con pequeños detalles -aborto sí, aborto no, etcétera- mientras los grandes gerifaltes se frotan las manos mientras dan profundas caladas a sus puros habanos? ¿O ya tienen suficientemente controladas nuestras mentes y recursos como para que sólo unos pocos vean y compartan esta forma de pensar -clases sociales e individuos a los que ya se han ido encargando de desprestigiar para que carezcan de credibilidad: rojos, perroflautas, vagos…-, viviendo el resto feliz en sus cárceles de oro. Cárceles de oro que ni siquiera son suyas, pues todos sabemos que en el fondo son de los bancos. Y cuyas únicas alegrías son las sonrisas de sus crías, los orgasmos, los efectos de variopintas drogas, la efímera emoción de fútbol y la esperanza vana de las Loterías, amén del poder ostentar de vez en cuando ante sus miserables vecinos gracias a su gran casa, su gran coche, su gran tele o esas dos entradas para ver la final de la Champions… -vecinos tan miserables como ellos mismos, of course-?

Recortes

Recortes: Viñeta de Manel Fontdevila.

¿Acaso nuestro peor enemigo no sean las grandes corporaciones o los corruptos poderes políticos y financieros, sino esos currelas y burgueses contentos como están y que no quieren -o al menos temen- cualquier clase de cambio, y prefieren ajustarse un poco -o un mucho- el pantalón porque… con tal de que no se entere el vecino…? ¿Acaso el último as de los poderosos no sea que esas pequeñas rencillas entre ciudadanos nos conduzcan a otras lides mientras ellos siguen repartiéndose el botín mientras se atragantan en carcajadas?

#15M #acampadasol #acampadabcn

Fuente: El pacto del Euro.

Y por supuesto: Inside Job.

Los Patéticos Hipotéticos

Sábado, 30 de abril de 2011

Hay una banda de rock que se está poniendo de moda -aunque ya llevan unos cuantos discos-, y más que les quedan por sacar, pues es prolífico grupo. Y atormentado.

Tras su primer disco: ‘A quién cojones quiero engañar!?‘, llegó un segundo: ‘In cesto‘ y un tercero: ‘El siglo de las revoluciones‘, disco doble y su mejor disco (muy pronto en este Blog). Pues bien, este post está dedicado al lanzamiento de su cuarto disco: ‘Mutis por el Forro‘. Y en breve prometen más.

Cuarto disco de Los Patéticos Hipotéticos

Aquí la portada.

Cuarto disco de Los Patéticos Hipotéticos

Y aquí la contraportada.

Al diseñador gráfico tendrían que matarlo, pero las canciones son una puta maravilla!

Inside Job

Jueves, 7 de abril de 2011

Enorme documental en la línea de Michael Moore pero sin su humor ácido, que por cierto, se echa de menos. Por desgracia, este tipo de cine no es tan digerible para el vulgo como pueda serlo una película de Disney. Es decir, que el 80% del vulgo, o no le interesará siquiera o simplemente no lo verá: ocupadísimos en pagar hipotecas –enriqueciendo más aún a los inicuos bancos y demás balhurria de gerifaltes-, cuidar de sus crías –no sea que se fuera a extinguir la especie- y a vender su alma cada día a un sistema laborar cada vez más opresivo e injusto -defenestrador de sueños-. Y al otro 20 % -que o bien le interesaría o bien lo entendería-, ya se encargarán los gerifaltes de turno de que no llegue a las salas de cine. O que no se difunda demasiado. Como lo que está pasando en Islandia, vaya.

Aún así, para todo aquel con dos dedos de frente –e incluso con uno- es más que digerible, y aunque enerve más que divierta, es un trance por el que recomiendo pasar. Saber nos hace mejores. Sobre todo si No hacemos como esos voraces demonios de Wall Street –y de todo el mundo- y dedicamos esos conocimientos a enriquecernos y hacer el bien. Por mucho que le cueste al homínido hacer el bien…

Inside Job

Página 1 de 3123