Página 1 de 11

Tercera entrega de poesía frágil

Esta vez, nuestro egregio y afectivo Gorospe da paso a su lado más oscuro, a su más perturbador mr. Hyde; tras el cuál, viene a deleitarnos con esta leve copla…

Santo, santo, santo,
santo es el señor,
santos sus designios,
pero yo me cago en dios.

Y así les dejamos por hoy, aplaudiendo emocionalmente tras dejarse cautivar por tan inefable rima, y con ganas de una nueva ocasión para conocer las entrañas de nuestro siempre cercano Romualdo Gorospe. Muchas gracias a todos.

Etiquetas:

Compartir en redes sociales.

Deja un comentario