Página 1 de 11

Cómo empezó todo

Los científicos todavía no están seguros ‘de qué estamos hechos‘, sin embargo, hay gente que está segurísima de la existencia de dios. Va a ser cierto eso que decía Darwin de que ‘la ignorancia genera confianza más frecuentemente que el conocimiento…’. Y a muchos niveles se puede aplicar esto. Y la sabiduría no viene de atesorar carreras e idiomas, sino de ver más allá y comprender; algo, desgraciadamente al alcance de muy pocos…
Perdón, continúo, que tengo una extraordinaria facilidad para desviarme del tema… en fin, que parece que se les acaba a los religiosos el chollo del ‘cómo empezó todo‘ (y de vender y alquilar parcelas en el cielo). Ahora el testigo pasa al LHC del CERN.
El CERN
Quizás el secreto sea descomponer las cosas en partes más pequeñas para su mejor estudio. No es mala idea… xD. Los religiosos buscaron directamente a dios. ¡qué ingenuidad! ¡Y qué absoluta falta de humildad cuando encima afirmaron categóricamente haberlo descubierto, estar en posesión de la verdad absoluta y conocer casi todos de sus detalles!
Sin embargo, parece que los científicos del CERN han optado por buscar ‘de qué está hecho dios‘ para empezar: el bosón de Higgs o la llamada ‘partícula de dios. Bueno, no es exactamente así, pero desdeluego, empezando desde lo más pequeño podremos llegar a saber más fácilmente (o al menos asequiblemente) de qué están hechas las cosas más grandes, y por consiguiente saber cómo empezó todo. Y cuando digo todo quiero decir ¡TODO!  Y de paso resolver grandes enigmas de la humanidad como: qué es la masa, qué es la materia oscura o en qué consiste exactamente la hermosa teoría de cuerdas. Fascinante si tuviéramos tiempo para dedicarle nuestra atención; pues me he dado cuenta que las grandes cuestiones de la física no precisan de gran inteligencia, sino de grandes inquietudes, y de tiempo… xD.

Para responder estas y otras de las preguntas más fascinantes sobre el origen del universo y sobre la naturaleza de la materia, los científicos han construido una máquina extrema: el colisionador de partículas más potente del mundo: el LHC.


La gente dice que me gusta más quejarme que follar y que soy pesimista… ¿de verdad se creen que si yo estuviera con la gente del CERN en vez de entre depredadores homínidos normales sería así? Pues no, sería el tipo más feliz del mundo por mucho que adoleciera del funcionamiento correcto de neurotransmisores y hormonas. Siento despreciar a la gente normal, la cual tiene todo mi respeto (hay gente muy buena y muy inteligente; pocos, pero hay) pero entre ellos no soy feliz. Y lo que más rabia me da es que disfruto de su misma naturaleza, es decir, soy un jodido homínido, y además ni siquiera soy de los más listos o capaces; razón por la cuál NO estoy entre los científicos del CERN, y me frustra más si cabe… xD. Y ya estoy yéndome otra vez del tema; cuando vean ustedes que me voy del tema, me avisan, que si no, no acabamos… xD.

En fin, estábamos a punto de formular la primera gran pregunta: ¿para qué coño quieres un colisionador de partículas? Un aparato gigantesco que cuesta una fortuna (se podría pagar una cerveza a cada europeo cada jodido año con lo que cuesta financiarlo, y encima no acaba de tirar… xD. Y ¿para qué diantres quieres hacer colisionar partículas? (las partículas son esas cosas de las que estamos hechos y no se pueden ver, con lo cuál hay que creérselo; para más inri, las partículas están hechas a su vez de partículas, y así… xD). Es incluso gracioso e inquietante si sabes interesarte por ello. Que como antes apuntaba, conocer los escurridizos secretos del universo tiene más que ver con las inquietudes que con la inteligencia… y también nos lleva otra vez a lo mismo, hoy en día casi todos los homínidos tienen inteligencia, pero muy pocos son los que tienen inquietudes de verdad o pueden desarrollarlas.

En fin, que de la misma manera que hacen muchas mentes inquietas, desde los ingenieros a muchos niños: destrozar un jueguete para ver de qué está hecho o para ver cómo funciona, los curiosos niños del CERN van a hacer colisionar las partículas subatómicas a grandísimas velocidades para así poder ‘destruirlas’ y poder ver de qué están hechas, qué tienen dentro, y para ver si de una puta vez por todas sale, aparece, se deja ver… el escurridizo bosón de Higgs.

El bosón de Higgs es la clave para saber por qué el resto de partículas tienen masa. Es curioso, todo el mundo sabe qué es la masa. Incluso Einstein la relacionó con la energía en su celebre fórmula E=mC2. y Newton la relacionó con el peso en sus famosas leyes gravitatorias. Pero ninguno nos supo decir qué era exactamente la masa. Y nadie sabe a ciencia cierta qué es la masa, sin embargo ¡creen conocer a dios! ¿no sabemos los engranajes del cerebro ni siquiera y nos atrevemos a asegurar qué hay más allá del universo o qué lo creó y cómo?… en fin, antes de perderme otra vez formularé la siguiente gran pregunta:
¿vosotros sabéis que es la masa? (y no me confundáis peso con masa)…

Quizás, estas y otras cuestiones nos las pueda solucionar el bosón de Higgs, y por consiguiente el LHC. Y eso es premiazo nobel de física, señores, así que si alguien tiene alguna conjetura a tiempo está… sabéis lo bonito que es poder luego decir. ‘joder, eso ya lo decía yo sin tener ni puta idea de matemáticas…

Parte de lo que harán en el LHC serán pequeños big bang, con lo que vuelvo a decir: si dios creó el universo, los homínidos ya podemos imitarlo. Pero no se preocupen, está todo controlado. Y si no, tampoco deben preocuparse, si la cagan demasiado en el CERN, desapareceremos todos de repente de la manera más indolora… xD.

La siguiente gran pregunta a la que llegamos es: de todas las fuerzas existentes en el universo ¿por qué la gravedad se comporta de una forma un poco diferente, es decir, por qué es más débil que las demás?

Hablar aquí de los tipos de fuerzas de universo iría más allá del tema pero os remito a este link para los más inquietos o los más ociosos: las fuerzas del universo.
El hecho de que la gravedad sea más débil nos está llevando a la posible existencia de más dimensiones para poder explicar esto y muchas otras cosas que nos han tenido perdidos durante demasiado tiempo; nos lleva a la teoría de cuerdas y a estar cada vez más cerca del cómo empezó todo. Pero de verdad.

Está claro que a la gente no le importa cómo se originó el universo, o cuál es la naturaleza de la masa, o qué es la materia oscura, o los agujeros negros… lo que les importa es cómo poder pagar esa hipoteca en la que nunca debieron meterse (¿por qué quieres vivir por encima de tus posibilidades? ¡no te metas en un piso que no puedes pagarte por mucho que te presione la sociedad y quieras ser como todos u ostentar!); o para mantener a todos esos críos que nunca debiste tener (sí, dan muchas alegrías pero también muchos gastos y disgustos). Si no sabes torear, Manolete, para qué te metes…

En fin, que llegamos al final. Ya hablaremos en otra ocasión del GRID, o más profundamente del LHC, del teorema de cuerdas, de las dimensiones adicionales, de todos los tipos de partículas o de las fuerzas del universo que desesperadamente los científicos tratan de unir en una sola.
Espero no haber sido demasiado pesado.
Fuente: Cómo empezó todo.

Etiquetas: ,

Compartir en redes sociales.

3 comentarios a “Cómo empezó todo”

  1. fiodeasphodels dice:

    Buenas tardes! ya hace tiempo no leía nada del LHC, sigue descompuesto, no?

  2. aydimdagam dice:

    se avería, sí. lo malo es que estas cosas tardan meses en arreglarse. habrá que esperar como mínimo a septiembre para que empiecen (otra vez!). o quizás si sean peligrosas las pruebas que se harán en su seno y por eso tienen que tener mucho pero que mucho cuidado antes de hacer nada definitivo. que jugar a ser dios no es ninguna tontería… xD.

  3. silsilesi dice:

    Si quieres estar con gente como los del CERN y no con homínidos ignorantes, te podrías veniar a Madrid por ejemplo ( sin despreciar Castellón, claro) que seguro encuentras más gente afín a la ciencia pura, con charlas, forums, sitios de encuentro, conferencias, etc por ser la capital y haber las instituciones más importantes sobre el tema. Hace poco estuve en una charla de uno de los integrantes del CERN españoles , Juan Antonio Rubio (Un orgullo para España; véase post de: Sentirse orgulloso de España sin usar bandera o himno), director ahora del CIEMAT, donde entre otras muchas cosas estudian la Fusión y colaboran con el CERN. Te habría gustado. Contó entre otras cosas que no es un colisionador, sino 5, unidos entre sí para ir acelerando poco a poco y depende partículas. También, que se averió por cagaprisas. La presión mediática generada por la inminente inaguración del LHC, hizo que se probara demasiado pronto y una de las junturas se fue al garete.

    Lo más gracioso de la conferencia fue en ruegos y preguntas. Salió un loco ( también hay frikis por estos lares ), diciendo que trabajaba con Hawkins y que ya habían sacado la teoría de la unificación, y que el ponente y el CERN eran unos ignorantes y se largó tal cual. Muy gracioso la situación, cuanto menos.

    En cualquier caso, sino, por lo menos una visitilla, ¿no?

Deja un comentario