Página 1 de 11

Inland Empire: David Lynch juega con nosotros… xD

el nuevo film de david Lynch
Ayer fui a ver Inland Empire. La verdad es que David Lynch es un maestro haciéndote revolver en el asiento, intentando atar cabos, entender la trama, preguntándote… joder, seguro que todo esto tiene sentido. A veces no sabía ni como ponerme: ¡esto no tiene demasiado sentido!¡ni esto!¡esto sííí!… xD. En fin, que entiendes que a Lynch se le va la pinza. El secreto es saber que cuando vas a ver a David Lynch no vas a ver una película normal sino pura expresividad, sumamente metafórica y onírica. Claros y oscuros. Emotividad, terror psicológico. Y por supuesto, experimentación. Arte en estado más puro. Películas encaminadas a la exprimentación más artística y no a lo comercial, donde entran muchos aspectos económicos, como es el caso de la mayoría de las películas de Hollywood. Si disfrutas de eso ve a verla, sino… bueno, aunque son tres horas sólo me costó 3 € así que también merece la pena ir a verla… xD.
Yo no puedo opinar sobre la película desde el punto de vista de la obra de Lynch como habría que hacerlo o lo haría un entendido, porque no soy entendido ni seguidor de Lynch. Simplemente he visto algunas de sus películas. Y me parecen evocadoras, inspiradoras, osadas… pero no es un director que me guste demasiado. Aunque lo admire como creador y artista.
Lo que sí puedo decir es que inspira. Ver una película de Lynch es dejar atrás todo lo que te influye como artista. Coger una hoja en blanco y un lápiz con no demasiada punta. Y partir de cero. A ese ejercicio forzado sí que puedes sacarle provecho. Tener inspiraciones únicas que de otra manera difícilmente podrías haber llegado a tener. En mi caso aplicadas a historias o para guiones de rol. Lo cuál tiene una aplicación compleja ya que esa simbología ególatra y onírica de Lynch es dificílmente aplicable incluso a la fantasía… xD. Pero bueno algo se saca viendo a Lynch. Depura. Al menos en mi caso y como guionista. Y bueno, en su locura también llegas a veces a partirte el culo. Con escenas hilarantemente surrealistas y personajes sibilinamente reales que dicen cosas absurdas pero reales. Hay mucho loco y solitario ahí fuera. Y muchos traumas. Incluso entre la beautiful people. En fin, una historia onírica y surrealistamente real pero desgraciadamente demasiado larga para el público en general.

Etiquetas:

Compartir en redes sociales.

Deja un comentario